Loading
Buscar en Drogas México

   

Dos bucanas :: Drogas México
trisección

Cultura

Drogas
Dos bucanas
Juárez: en un nuevo capítulo


Escuchó que su amigo le gritaba desde lejos. Sábado en la mañana, desvelo, día de levantarse tarde. Lagañoso y con la sábana untada en el cachete, babeante y somnoliento, se asomó para lanzarle un qué quieres de mala gana.

Dame raite al ocso, le dijo. Se puso un chor y se dejó la camiseta. Metió sus pies
...

MAR
21
2 0 1 0
2 comentarios


Dos bucanas

21 de marzo de 2010 (01/04/10)
Ríodoce ver en riodoce.com.mx





Escuchó que su amigo le gritaba desde lejos. Sábado en la mañana, desvelo, día de levantarse tarde. Lagañoso y con la sábana untada en el cachete, babeante y somnoliento, se asomó para lanzarle un qué quieres de mala gana.

Dame raite al ocso, le dijo. Se puso un chor y se dejó la camiseta. Metió sus pies en las chanclas y agarró camino.

Su amigo andaba amanecido, borracho y tal vez coco. Salió del ocso apurado: dos bucanas y una pistola escuadra. Qué hiciste cabrón, le preguntó. Nada, nada, tú agarra pa’l rancho, voy a matar a la verga a mis primos. Dale, si no quieres morirte tú también.

En la caseta de El Limón de los Ramos le pidió dinero para el peaje. No traigo. Bríncatela a la chingada. No le hizo caso: se bajó y habló con el encargado. Le explicó que el tipo era peligroso, que andaba armado y no traían lana. El encargado se negó.

El otro vio desde el asiento del copiloto. Sacó la pistola y la blandió. Déjame pasar o también a ti te mato. El empleado dio la instrucción, mientras el conductor, queriéndose esconder, vio que los guachos ni cuenta se dieron del aspaviento que traía el loco aquel.

Lo conocía desde morro. Sabía de sus pedas, la coca, el gusto por los güisquis y las amanecidas con la banda y las putas. Pero no pasaba de ahí. Hasta esa mañana.

En el rancho le dio instrucciones agarra pa’cá, da vuelta aquí, a la chingada pa’llá. Llegando a la casa de sus primos abrió la puerta de tres plomazos. Ahí, en la sala, justo donde dos días antes habían velado a otro primo, se paró y empezó a disparar de nuevo.

Ese muerto también era suyo. Le había dado piso dos días antes a plomazos porque el bato miró muy feo a su esposa, como queriendo devorarla.

Cuando oyeron el griterío que traía y los balazos, sus primos salieron volando: corrieron despavoridos, saltaron la cerca, alcanzaron el terreno trasero y luego la calle, levantando polvo, manoteando y buscando escondites.

Terminó en el patio largo, arbolado, sentado en un pedazo de tronco.

El descuido fue aprovechado por su acompañante. Cuando vio que se quedó quieto, disparando a diestra y siniestra, instalado, echando madres, perforando el viento, huyó también.

Esculcó bajo los asientos, sangró el cenicero, los intersticios de tapetes, puertas, aditamentos, la palanca de los cambios, el tablero: encontró monedas y completó el peaje en la caseta de cobro.

Logró llegar a Culiacán, todavía con las piernas flaqueándole. Encontró a su carnal mayor, era el jefe, el que mandaba, el narco sereno y decidido. Fíjate que pasó esto, tu hermano lo interrumpió. Ya lo sé todo, me acaban de llamar los policías.

Le contó que los agentes de la policía se enteraron de la balacera que traía. Lo conocían bien, les caía a toda madre, pero tenían que someterlo y detenerlo. Fue difícil porque al primer acercamiento les disparaba y no con mala puntería.

Ellos no quisieron desenfundar pero no tuvieron otra. Repelieron la agresión, pero no le tiraban a dar: al piso, las piedras, los trozos de cemento como rompecabezas. Querían amedrentarlo. Una de las balas rebotó y le dio en el corazón. Ni modo.

Al día siguiente, entre la cruda y el desvelo, se enfiló al ocso, a saldar cuentas. Sí, sí, le dijeron los del supercito, que ya lo conocían. Te vimos que estabas en el carro. Les vengo a pagar. Esto es por los dos bucanas y ai nos vemos.

No, no, lo espetaron. También agarró una caja de cigarros.


ver en riodoce.com.mx


estás viendo:
Dos bucanas
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


ricardelico :
Riodoce publica hoy "Aseguran militares armas, droga y 30 mil dólares, en Culiacán" - se trata de instalaciones para la elaboración de drogas sintéticas. Será que el narco ya está viendo el futuro donde su nicho son las drogas "de diseño" que sigan siendo ilegales. http://www.riodoce.com.mx/content/view/4733/1/
02/04/2010 | 18:18
en Dos bucanas
   
ricardelico :
"yo lo conoci de verdad era un peligro para todos los vecinos , se emborrachava y tiraba bala , estubo varias veces en la carcel , era el terror del barrio , aun que les comento , la muerte del guero nos peso a todos los vecinos , nos dio mucha lastima , es triste conocer a un niño y verlo crecer y llebando una vida loca, estubo trabajando en estados unidos , quien sabe en que ya se lo imaginaran , cuando llego al barrio despues de unos tres años , llego directo a la ford , se compro una lobo, de la agencia salio rumbo a su rancho el aguajito (sindicatura de pericos) antes de llegar a badiraguato , iba acompañado de tres primos , no alcanzo a llegar , se accidento y hizo giras la lobo ,SE Volco y callo fuera de la carretera a un arrollo , nos le paso nada , solo golpes , uno de sus primos salio a la carretera para pedir ayuda , gritaba nos accidentamos y queria parar los carros , eso si con un cuerno de chivo en las manos , quitate pendejo grito el guero te ba a atropellar , y les podia contar muchas cosas del guero pero mejor me las guardo , de verdad da tristeza qu jovenes se hechen a perder , pero de quien creen ustedes que sea la culpa , se los dejo de tarea , meditenlo y pienselo bien, cuidensen , " -------- comentario posteado en el artículo en Riodoce, siguiendo la liga arriba.
02/04/2010 | 02:00
en Dos bucanas
   
DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation