Loading
Buscar en Drogas México

   

Cuando los durmientes despertemos :: Drogas México


Cuando los durmientes despertemos


[Fragmento]Pero la imaginación, aquella loca de la casa mental que no acepta restricciones narrativas ni obedece obstáculos formales, puede solazarse en la hipótesis de un despertar colectivo, o cuando menos suficientemente mayoritario, el cual podría ocurrir a) por la fuerza de las circunstancias, b) por la ciclicidad de los procesos nacionales, c) por la intervención de...
ABR
30
2 0 1 0
3 comentarios


Cuando los durmientes despertemos

Fernando Solana Olivares

Viernes 30 de abril de 2010 (03/05/10)
Milenio ver en impreso.milenio.com





[Fragmento]

Pero la imaginación, aquella loca de la casa mental que no acepta restricciones narrativas ni obedece obstáculos formales, puede solazarse en la hipótesis de un despertar colectivo, o cuando menos suficientemente mayoritario, el cual podría ocurrir a) por la fuerza de las circunstancias, b) por la ciclicidad de los procesos nacionales, c) por la intervención de los dioses, d) por cualquier otra causa fortuita y desconocida.

Cuando los durmientes mexicanos despertemos será posible exigir masivamente y acaso lograr la despenalización de todas las drogas como única política pública capaz de derrotar al narcotráfico y sus fenómenos de descomposición concomitantes. La argumentación para fundamentar dicha legalización no solamente es objetiva y está originada en todo el espectro ideológico de la modernidad, sino que se basa en una lección histórica cercana que el sentido común logra comprender de inmediato.

Hasta Milton Friedman, profeta neoliberal de la derecha económica y política, enunció en fecha tan lejana como 1991 varias razones para ello, que Jaime Sánchez Susarrey glosó así recientemente (Reforma, 10/IV/10): 1. La guerra contra las drogas genera violencia, su despenalización la reduciría y permitiría dedicar recursos efectivos y considerables a la seguridad pública; 2. Las drogas, como el alcohol en el momento de la prohibición, son más riesgosas cuando se prohíben pues las sustancias que clandestinamente se les agregan suelen ser más letales; 3. El Estado no puede sancionar la libertad individual para drogarse mientras este derecho no afecte a terceros; 4. La legalización de las drogas no hace aumentar su consumo, como demuestran las estadísticas al respecto; 5. La inconveniencia de legalizar las drogas es sostenida, sobre todo, por quienes están encargados de combatirlas, debido a los inmensos presupuestos que se destinan para tal efecto; 6. La negativa a liberar el mercado de las drogas significa la protección económica del monopolio de los cárteles; 7. Las víctimas inocentes de la guerra contra las drogas son éticamente inaceptables.


ver en impreso.milenio.com


estás viendo:
Cuando los durmientes despertemos
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


ZarmatuS :
Yo si creo que mientras la gente no se manifieste, salga, se gane los espacios y mas que nada se gane poco a poco la aceptacion en la sociedad (recordemos lo mal visto que es socialmente furmar marihuana por ejemplo), ni los medios masivos ni el gobierno abordaran el tema porque como ya lo dijieron es un gran negocio el negocio ilegal de las drogas.
05/05/2010 | 16:50
en Cuando los durmientes despertemos
   
ricardelico :
¿Durmientes para que sobre nosotros pase el tren de la dañina Guerra contra las Drogas? ¿Durmientes hasta cuándo? 'Cuando los durmientes mexicanos despertemos será posible rechazar el trasfondo moral que priva en la guerra contra las drogas, esa visión fundamentalista propia del totalitarismo antidemocrático que otorga al Estado un poder indebido sobre lo que es bueno y lo que es malo para el cuerpo y la mente de los ciudadanos' - copypeisteado del original
04/05/2010 | 23:59
en Cuando los durmientes despertemos
   
Béla Braun :
Es un comentario sumamente inteligente. Ahora bien, yo creo que ese despertar del que habla el autor va a ocurrir cuando los medios masivos destinen más espacio al tema de las drogas y menos al del narcotráfico. Cuando la gente sea bombardeada con datos correctos, científicos sobre los verdaderos efectos, nocivos y saludables, de las drogas sobre el cuerpo y la mente. Este escenario es poco probable, principalmente porque el negocio de las drogas no es un monopolio del narcotráfico, como dice el columnista, sino de las diversas cúpulas en el poder. El dinero del narco pasa por muchas manos: desde el policía de la esquina hasta el presidente de la república; desde el diputado hasta el empresario que "lava" el dinero; desde el periodista que evita hablar sobre determinado cártel hasta el sicario que asesina a otro que sí lo hizo... la narcoeconomía ha alcanzado un tamaño colosal: entre 300 y 500 mil millones de dólares que circulan por el mundo, que pasan por las bolsas de valores, que construyen carreteras y escuelas, que compran armas y consciencias, que inflan economías atrofiadas como la de México y que financian proyectos perversos como las prisiones privadas de Estados Unidos.Quizá, y sólo quizá, no será el despertar popular lo que lleve a legalizar las drogas... puede ser que antes que eso ocurra, la descomposición social y política de las naciones como la nuestra obliguen a los gobernantes a darle una vuelta a la tuerca de la historia. La evidencia está sobre la mesa desde hace mucho, incluso antes que Friedman enviara su famosa carta. Pero mientras los intereses económicos, el afán de control y la violencia sigan rigiendo al mundo, ninguna evidencia derrumbará el imperio de la estupidez.
04/05/2010 | 19:16
en Cuando los durmientes despertemos
   
DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation