Loading
Buscar en Drogas México

   

Diga NO a la Proposición 19 :: Drogas México


Diga NO a la Proposición 19


Fin a la amenaza de la marihuana YA La Proposición 19 de California trataría a la marihuana de la misma manera que tratamos al alcohol hoy después de la Prohibición. Los adultos tendrían la opción de usar legalmente marihuana en la intimidad de su hogar. La Proposición 19 es nada más que un burdo...
SEP
29
2 0 1 0
3 comentarios


Diga NO a la Proposición 19

Opposeprop19.com, Harry J. Anslinger

Miércoles 29 de septiembre de 2010 (29/09/10)
ver en opposeprop19.com

Fin a la amenaza de la marihuana YA



La Proposición 19 de California trataría a la marihuana de la misma manera que tratamos al alcohol hoy después de la Prohibición. Los adultos tendrían la opción de usar legalmente marihuana en la intimidad de su hogar. La Proposición 19 es nada más que un burdo intento por deshacer los más de 70 años de la aproximación iluminada hacia la marihuana originada por Harry Anslinger.



Fue Harry Anslinger quien tuvo la visión y la sabiduría para señalar que esta planta inocua es en realidad instrumento del Diablo. Si no fuera por Harry no sabríamos que el consumo de marihuana refleja bajeza moral extrema.

Durante miles de años el mundo entero había sido seducido por esta planta en la creencia de que es una medicina y una fuente de placer inocente. Por suerte para nosotros, el Sr. Anslinger vio a través de este cruel engaño y vio a la marihuana como la amenaza que realmente es. Incluso nuestro queridos Padres Fundadores de los Estados Unidos no pudieron detectar los peligros mortales de la marihuana y cayeron ante su llamado de sirena.

En 1930 Harry Anslinger era un hombre ambicioso que supo aprovechar la oportunidad cuando fue elegido para encabezar la recién creada Oficina Federal de Narcóticos. Esta fue la primera vez que se puso de pie y dio la voz de alarma sobre los peligros de la marihuana. ¡Gracias Harry!

"La marihuana es una droga adictiva que produce en sus usuarios locura, criminalidad y muerte."

Con la ayuda de unos pocos y notables ricos dispuestos a anteponer sus intereses propios, tales como alguien de la talla del magnate de la prensa William Randolf Hearst, Harry fue capaz de pintar un cuadro vivo de cuán increíblemente peligrosa es en la realidad esta planta de inocente apariencia. Citando al San Francisco Examiner de Hearst:

"Por toneladas llega a este país --el veneno mortal, terrible, que destruye y desgarra no sólo el cuerpo, también el corazón y el alma mismos de todo ser humano que se convierte en un esclavo de ella en cualquiera de sus formas crueles y devastadoras... La marihuana es un atajo para el manicomio. Fuma cigarrillos de marihuana durante un mes y lo que antes era tu cerebro no será más que un almacén de espectros horribles. El hachís torna en asesino que mata por mero amor a matar, incluso al hombre de más suaves maneras que se reía de la idea de caer en cualquier hábito..."

Afortunadamente el Sr. Anslinger comprendió la importancia de usar palabras como "Marihuana" y "Marijuana", que eran totalmente desconocidos para la mayoría de los estadounidenses, en lugar del nombre más común y reconocible de la planta, "cáñamo" (en inglés, 'hemp'). Fue incluso capaz de incorporar los siempre populares temas del racismo y el miedo para remarcar su punto de vista:

"Hay 100,000 fumadores de marihuana en los EE.UU., y la mayoría son negros, hispanos, filipinos y personajes de la farándula. Su música satánica, el jazz y el swing, son el resultado de uso de la marihuana. Esta marihuana hace que las mujeres blancas busquen relaciones sexuales con negros, artistas y cualquier otro. "

Como jefe de la Oficina Federal de Narcóticos, el rudo Harry continuó divulgando los males de la marihuana. Incluso asignó a 300 agentes del FBI para cabildear en cada uno de los estados en contra de la marihuana. Su total comprensión y apreciación de los efectos nocivos de la marihuana fue fielmente reflejada en películas tan educativas como Marihuana - la yerba del diablo (1932), Asesino de la Juventud (1937) y, por supuesto, Reefer Madness (1938). De hecho, Reefer Madness fue una película bien hecha que aún se considera un clásico en muchos círculos, y aún se muestra en los cines y en la televisión hoy en día.

Finalmente, el 2 de agosto de 1937, el duro trabajo del Sr. Anslinger rindió sus frutos con la firma del 'Marijuana Tax Act' que declaraba a la marihuana fuera de la ley en todos los rincones de los Estados Unidos. Quien fuera capturado en posesión de este veneno herbal ahora podría ser castigado por su actividad criminal.

El Sr. Anslinger consideraba a la marihuana mucho más peligrosa que la cocaína o el opio. La enorme responsabilidad de encerrar a todo pacheco que se pudiera encontrar cayó cobre el Sr. Harry Anslinger y su oficina relativamente pequeña de agentes. Como los periódicos de Hearst informaron:

"TRES CUARTAS PARTES DE LOS DELITOS violentos en este país hoy en día son cometidos por ESCLAVOS DE LA MOTA -- éste es un asunto de frío cálculo"

Imprevisiblemente, comenzó a desarrollarse un mercado clandestino de la marihuana en forma similar al mercado clandestino de alcohol desarrollado durante la Ley Seca. Harry Anslinger, el burócrata siempre inteligente, utilizó este mercado clandestino como una oportunidad para hacer crecer el tamaño y el poder de la oficina. Sin ser nunca realmente capaz de erradicar la hierba del país, Harry fue capaz de regresar año con año al Congreso para obtener fondos y mano de obra adicionales.  Este esfuerzo hercúleo por sí solo proporcionó excelente seguridad de empleo.

Al Sr. Anslinger nunca le faltaron extensas historias de horror --que casi siempre implicaban a negros o mexicanos-- para justificar su presupuesto y poder crecientes. Sin ceder ni un ápice ante aquellos que impondrían una visión de la realidad basada en h echos, Harry Anslinger comprendió el valor de una hipérbola del miedo implacablemente lanzada a una audiencia nacional crédula. Propagandista consumado, Harry perfeccionó un estilo aun hoy imitado por personas como Glenn Beck y otros. He aquí una típica historia de Anslinger sobre la marihuana:

"Dos Negros tomaron a una niña de catorce años de edad y la mantuvieron durante dos días bajo la influencia de cáñamo. Tras la recuperación, se encontró que la niña sufría de sífilis."

Capaz de comprender los temas de su tiempo, Míster Anslinger valoró la era McCarthy y ajustó a ella su mensaje sobre la marihuana, sin permitir que los hechos perturbaran el mensaje:

"La marihuana conduce al lavado de cerebro de pacifistas y comunistas."

Harry Anslinger se retiró a la edad de 70 años, en 1962, después de 32 años de servicio a su país, dedicados tanto a educar a los Estados Unidos sobre la droga que induce a las personas a matar a otras personas y las enloquece por completo, como a hacer del uso de marihuana el principal objetivo de la fuerza legal aplicada en todas partes. Si no fuera por la capacidad de Anslinger de tomar un tema menor y convertirlo en uno abrumadoramente mayor, nunca hubiéramos notado que la mayor parte del crimen es el resultado directo de la marihuana o de los otros narcóticos a los que la marihuana conduce ultimadamente. Nunca hubiéramos sabido que la mayoría de las personas que prueban marihuana se tornan horriblemente adictos tras una sola bocanada ni que usar marihuana a menudo ocasiona asesinatos o algo peor.

Cada año, 80,000 pachecos fumadores de mota viven la experiencia de ser arrestados por involucrarse con el mortal narcótico llamado marihuana. La aferrada negación de Harry Anslinger a permitir que el uso de la marihuana se tratara como asunto médico, insistiendo al unísono que se tratara criminalmente, es una de las muchas y muy finas tradiciones que a la fecha sigue empleando la DEA... junto con presupuestos en constante incremento, por supuesto. ¿Cuántos miles de asesinatos son prevenidos cada año con sólo detener a los consumidores de marihuana? Y casi tan importante, ¿a cuántos miles de agentes del orden se les ha proveído de empleo a tiempo completo año tras año? Harry se sentiría orgulloso.

Fue el héroe no reconocido de América Harry Anslinger, quien nos protegió de ser invadidos por millones de fumadores de marihuana, motorolos malévolos y carentes de misericordia, todos ellos ansiosos por esclavizar a nuestros niños inocentes y satisfacer así su insaciable apetito por la sangre y sus retorcidos y desviados placeres. Apoya a Harry y ayuda a perpetuar su visión de la diabólica marihuana. Toma partido por la intolerancia. Muéstrale al mundo que estos mal conducidos investigadores, científicos y pachecos no nos importan y que creemos en Harry y creemos en lo que Harry creyó. ¡No te dejes caer en una realidad basada en hechos! Vota No a la Proposición 19. De lo contrario, ¿cómo podremos ganar la guerra contra las drogas?


ver en opposeprop19.com


estás viendo:
Diga NO a la Proposición 19
volver arriba


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


elmEr :
¿Quién o quiénes serían los Anslinger mexicanos? ¿Funcionarios proselitistas de anticannabismo 40s-50s?
03/10/2010 | 19:19
en Diga NO a la Proposición 19
   
ricardelico :
psicología inversa, traducción completada
03/10/2010 | 19:16
en Diga NO a la Proposición 19
   
ricardelico :
¡Gracias Anslinger! Divertida web informativa 'anti'mota. Me faltó corregir la traducción de los últimos 3 párrafos.
29/09/2010 | 18:05
en Diga NO a la Proposición 19
   
DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation