Loading
Buscar en Drogas México

   

Reducción del daño en el ámbito psicodélico :: Drogas México

Reducción del daño
Políticas, programas y proyectos dirigidos a reducir los daños a la salud en usuarios de sustancias psicoactivas

Tratarán a adictos con dinero confiscado
Reducción del daño en el ámbito psicodélico
Muere joven en granja para atender adicciones


Reportando desde la 6a Conferencia Nacional sobre Reducción del Daño en California, EEUU Es el último turno de sesiones de la Conferencia Nacional sobre Reducción del Daño. Fue fácil decidirme por la sesión titulada “Psychedelic Harm Reduction”: combina los dos temas que más me motivan a promover la Cultura de Drogas en México....
NOV
16
2 0 0 6

0 comentarios


Reducción del daño en el ámbito psicodélico

Ricardo Sala

Jueves 16 de noviembre de 2006 (15/01/07)
Vivecondrogas Reportando desde la 6a Conferencia Nacional sobre Reducción del Daño en California, EEUU



Es el último turno de sesiones de la Conferencia Nacional sobre Reducción del Daño. Fue fácil decidirme por la sesión titulada “Psychedelic Harm Reduction”: combina los dos temas que más me motivan a promover la Cultura de Drogas en México. Entro al cuarto “Simmons 2” predispuesto a recibir una fresca bocanada de vitalidad, de sentido más acá de los patrones disfuncionales prestablecidos.

La jarra de agua con hielos infaltable sobre la mesa de los ponentes. Jag repartiendo materiales; Valerie sentada sobre la mesa, con un pie recogido, mirándonos entrar. Jag pasa al frente y hace una breve presentación del trabajo de la Asociación Multidisciplinaria de Estudios Psicodélicos. MAPS por sus siglas en inglés.

“Los beneficios de un entorno farmacéutico moderno.”

“La gente se siente segura cuando las drogas se ubican en un contexto médico.”

“Nuestros objetivos eventuales: establecimiento de clínicas legales, de una productora de fármacos sin fines de lucro...”

“Podemos reintegrar los psicodélicos a la sociedad; proporcionar las herramientas para que la gente los pueda manipular”.

“Demostremos que la comunidad psicodélica es capaz de cuidar de sí misma.”

Valerie sobre la mesa, informal y relajada. MAPS comenzó a brindar atención asociada a situaciones psicodélicas en el festival de “Burning Man” hace cuatro años. Un festival artístico iniciado hace unos 20 años en medio del desierto de Nevada, cuando a alguien se le ocurrió hacer una fiesta en tierra de nadie que culminara con una gigantesca figura antropomórfica ardiendo en llamas para recibir el amanecer. Este año acudieron unos 30,000 jóvenes. Una semana de comida rápida a deshoras, campamentos, baile, música y experimentaciones plásticas en un terreno hostil donde no hay nada el resto del año, excepto por una gran mancha de ollín. Caray, incluso mis tías pasarían a una situación psicodélica bajo estas condiciones.

En torno al “Hombre Ardiente” se construye una ciudad completa que incluye oficina de policía. MAPS ubica su “santuario” en un rincón discreto respetando el temor de los organizadores, quienes no desean hacer muy explícito el término “psicodélico” en un evento de tal magnitud. Muchos de los visitantes terminan enterándose del santuario y de su ubicación casi escondida porque el rumor corre de boca en boca. Su objetivo es brindar un espacio que permita a los chicos sentirse físicamente seguros.

El santuario cuenta con un sistema de voluntariado. Éste incluye tanto a jóvenes visitantes que los contactan con anticipación, como a médicos profesionales. Hay quienes fungen a ratos como voluntarios y a ratos como “clientes” del santuario. Por otra parte, un psiconauta puede contar con la suerte de recibir en el santuario la atención de alguna luminaria de la constelación de expertos en medicina psicodélica. Se procura contar siempre con un equipo de atención que incluya personas de ambos sexos y de diferentes edades: jóvenes y maduros. De esa manera el visitante puede elegir con quién se siente más a gusto.

Es natural perderse en el Burning Man. Especialmente una vez retirados los letreros de las improvisadas calles el último día. Para entonces ya muchos artistas habrán quemado piezas vistosas que antes pudieron guiar el camino. Pero en medio de este desfile de los sentidos exteriores también te pierdes si padeces de un brote sicótico. Por ejemplo, si se te olvidaron o no quisiste traer tus medicamentos, o si solo aquí pudiste enfrentar un evento trágico reciente en tu vida. Otra buena razón para contar con un santuario donde acuden médicos y psiquiatras.

El proyecto del Santuario incluye un taller de entrenamiento para los voluntarios. Hay una lista de principios. El cuarto principio se asocia a qué hacer ante un “viaje difícil”. No es correcto llamarle “mal viaje” a esta típica situación psicodélica de encuentro con emociones difíciles pero internas, auténticas.

Se apagan las luces y corre DVD producido por una iglesia. “Working with a difficult psychedelic experience”, video disponible en la web de MAPS y muy pronto en la Biblioteca Cannábica. Doctora médica con diploma de Harvard al fondo explica qué hacer ante un caso de emergencia psicodélica. Chico en fiesta, dejado atrás por sus amigos, dos horas después de haber ingerido una alta dosis de LSD cada quien. Amiga desconocida se percata de su condición y lo ayuda a calmarse y sentirse seguro. Con permiso de los dueños de casa lo conduce a un cuarto separado del reventón y habla con él. Más bien lo escucha. El truco está en dejar claro que atraviesa una experiencia psicodélica, y por lo demás no guiar, solamente atender, comprender. “Don’t guide, sit.” La compañía puede ayudar al viajero a aceptar el encuentro con sus emociones.

Los de MAPS sostienen un productivo intercambio con Le Liu, un cineasta que trabaja con Dance Safe. Técnicas útiles para mejorar el viaje del tercero durante fiestas donde lo psicodélico se suscita. Ver algunos casos como “emergencias emocionales” donde hay que procurar la calma y la escucha. Cero pretensiones sexuales por supuesto, evitar el contacto físico a menos que lo inicie el visitante. Aunque hubo un caso donde la voluntaria sostuvo la mano de un muchacho durante tres horas, hasta que se tranquilizó.

Un vasito de agua ayuda a aterrizar, a recordar al viajero la inminencia del cuerpo. Algo de comida; dulces por ejemplo. Materiales que estimulen los sentidos de sabor, olor y tacto para variarle a los sobrestimulados oído y vista, más otros que podamos considerar fuera de los tradicionales cinco. Es prioritaria la expresión, y si por alguna razón no hay quien escuche, una buena idea es tener disponibles papel y lápices de colores. Que se expresen si así lo requieren.

Anécdota. Stanislav Grof ha propuesto una relación entre las experiencias psicodélicas y las perinatales. En una ocasión, sobre una de las colchonetas de descanso o en el mismo piso adentro de la carpa del Santuario una visitante comenzó a transitar por los movimientos del parto. Luego se comportó como si fuera el bebé recién nacido. Una escena que debió parecer interesante a quienes coincidían en el lugar en ese momento.

¿Qué es una experiencia psicodélica? ¿Aquella producida por psicodélicos? No necesariamente. Es cualquier situación donde la realidad cambia, y “las defensas del ego se retiran o disminuyen” tantito, permitiendo el acceso a impresiones con cargas emocionales tal vez no resueltas. Seguramente esta definición se puede precisar mucho más, pero es la que improvisamos en la sesión de preguntas y respuestas.

Valerie extiende el brazo y sirve un vaso de agua a alguien del pequeño auditorio. Nos ofrece agua a todos, levantando la jarra. La última sesión de la “National Harm Reduction Conference” en Oakland ha terminado.


estás viendo:
Reducción del daño en el ámbito psicodélico
volver arriba

Estados Unidos Fiestas y raves Reducción del daño Biblioteca cannábica


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation