Loading
Buscar en Drogas México

   

Nuevas políticas contra el narcotráfico: un tabú :: Drogas México
autor como fuente

Notimex

A favor ex fiscal colombiano de regular consumo de drogas
Nuevas políticas contra el narcotráfico: un tabú
Piden legalizar drogas y revisar convenciones internacionales de ONU


Es indispensable reconocer, con toda claridad, que la política de lucha contra el narcotráfico ha sido un fracaso. No sólo ha sido absolutamente ineficaz para reducir la producción, el tráfico y el consumo de drogas, sino que ha generado una extensa economía clandestina, niveles de violencia que nunca se habían visto y la...
SEP
25
2 0 0 4

0 comentarios


Nuevas políticas contra el narcotráfico: un tabú

Patricia Mercado

Sábado 25 de septiembre de 2004 (09/03/05)
Notimex ver en notimex.com.mx





Es indispensable reconocer, con toda claridad, que la política de lucha contra el narcotráfico ha sido un fracaso. No sólo ha sido absolutamente ineficaz para reducir la producción, el tráfico y el consumo de drogas, sino que ha generado una extensa economía clandestina, niveles de violencia que nunca se habían visto y la corrupción y desmoralización de todos los cuerpos de policía, el ejército y el sistema de procuración se justicia.

 

 

Hoy no podemos tener información, la gente, las familias, los jóvenes no pueden tener información porque se encubre el fracaso de la política antidrogas convirtiendo el tema en tabú. Tenemos que romper ese tabú, pues hay urgencia de reconocer que la lucha contra el narcotráfico ha fracasado en su propósito. Lo único que vemos es la ampliación de un mundo de criminalidad que empieza a llegar a todas partes: sabemos que se vende droga en las escuelas, sabemos que la sociedad está expuesta al universo de criminalidad que la penalización actual provoca, donde de manera indistinta se venden drogas inofensivas y las drogas más destructivas. Todo esto convertido en un gran riesgo para la salud pública.

 

Necesitamos información, las familias necesitan información, los jóvenes necesitan información clara, concreta, confiable sobre las distintas drogas, sobre sus consecuencias, sobre la naturaleza de las adicciones. No basta con la prohibición y no basta con decir que las drogas son dañinas. La información es indispensable para que la gente pueda cuidar de su salud y tomar decisiones informadas, es indispensable para que sepan cuidar a sus hijas e hijos del uso excesivo de drogas: para que sepamos qué preguntar y cómo ayudar. Lo más urgente de todo es despenalizar el debate sobre las drogas: comenzar a hablar claro y llamar a las cosas por su nombre.

 

Sabemos que no todas las drogas son iguales: no todas son igualmente dañinas, no todas generan la misma adicción, no todas tienen los mismos efectos y consecuencias. Hay drogas de naturaleza muy distinta. Es absurdo fingir que no hay diferencias y tratarlas indiscriminadamente.

 

Se han generado propuestas en México y en el mundo sobre la despenalización del consumo de marihuana, precisamente porque sabemos que no todas las drogas son iguales y sabemos que hace falta una nueva estrategia para afrontar el problema del narcotráfico. Hoy en día, hay drogas que ocasionan daños a la salud pero cuyo consumo es legal, como el alcohol y el tabaco. En términos médicos, la marihuana es mucho menos dañina: hay enfermedades asociadas directamente al consumo de alcohol y de tabaco, que ocasionan muchas muertes al año; no sucede así con la marihuana, no hay ninguna muerte por consumo de marihuana. Por otra parte, despenalizar el consumo no significa estimular ni alentar el consumo. Puede verse en el caso del alcohol y el tabaco: la venta es legal, el consumo es legal, pero hay importantes campañas de salud dedicadas a advertir al público sobre los riesgos que implican, campañas que tienen el propósito de desalentar el consumo sin los riesgos de seguridad que implicaría la prohibición y el consiguiente surgimiento de una economía criminal asociada al alcohol o al tabaco.

 

Reconocer esas diferencias entre unas drogas y otras es el primer paso para una nueva política de combate al narcotráfico. Es algo que ya se ha reconocido en muchas partes del mundo.

Actualmente, la mayor parte del personal y los recursos destinados a la erradicación de cultivos se dirige a las plantaciones de marihuana. Es una actividad ilegal, pero arraigada en las regiones y que, por eso, puede convertirse en núcleo de economías locales y afectar al conjunto de las instituciones. La despenalización del consumo acabaría, directa e inmediatamente, con las redes delincuenciales que, en esas regiones, penetran al Estado y lo corrompen. Además, los recursos que hoy se dedican a la erradicación de plantaciones de marihuana podrían dedicarse al combate contra la producción y el tráfico de las "drogas duras". En particular, a la erradicación de los cultivos de amapola, que no es producida por cualquier comunidad campesina. Eso significa que sus consecuencias sobre la economía local son distintas y que el trabajo de inteligencia necesario para la erradicación es diferente.

 

Es comprensible que la propuesta de despenalización del consumo de marihuana inspire temores, porque falta información. Hay que abrir el debate y explicar las cosas. Hay que explicar que, médicamente, la marihuana es menos dañina que el alcohol o el tabaco. Hay que explicar que no hay una "secuencia lógica de las adicciones", que lleve del consumo de tabaco al alcohol, de ahí a la marihuana, de ahí a la heroína, etcétera; sencillamente, no es así. Hay gente que fuma y no bebe alcohol, hay quienes beben alcohol y no fuman, hay quienes consumen marihuana y no alcohol: no es verdad que una cosa lleve a la otra.

 

Hay que cambiar nuestra política contra el narcotráfico, ya empiezan los estados y la federación a echarse la bolita como la estamos viendo entre el gobernador de Sinaloa y el gobierno federal.

 

Aunque sin duda la peor consecuencia es que ha permitido la penetración del Estado por el crimen organizado: ha contribuido a generar una extensa red de complicidades, que arraiga en muchas regiones del país y que pone en riesgo la existencia misma del Estado de Derecho. (Notimex) (la autora es presidenta del Partido México Posible)

 

© Notimex


ver en notimex.com.mx


estás viendo:
Nuevas políticas contra el narcotráfico: un tabú
volver arriba
Despenalización


comentarios
Entrar para agregar comentario:
entrar


DrogasMexico.org es un proyecto de Convivencia y Espacio Público AC y el Colectivo por una Política Integral hacia las Drogas AC.
Agradecemos el apoyo de Open Society Foundation, Angelica Foundation y Tides Foundation