Fernando Savater en 985 Radio

Estrenando el programa Ciudadano Caín
Ciuda de México, martes 9 de abril del 2002, 11:00 AM
www.985.com.mx
Se transcribe el fragmento relativo a despenalización y drogas


Ciudadano Caín: El tema de la libertad y las drogas van de la mano. La postura de Fernando Savater siempre ha sido a favor de la despenalización. ¿Sigue siéndolo?

Fernando Savater: Bueno, sí, ahora con un poco más de razón. Porque cuando yo hace 15 o 16 años empecé a hablar de despenalización de la droga, casi era como la despenalización del canibalismo: la gente te miraba, realmente pero qué dice este hombre. Hoy hay montones de personas y de autoridades y cancilleres y... policías y jueces que están totalmente convencidos de que en el gran siglo de la química y del desarrollo es imposible que no existan drogas en el mundo. Es decir, lo único que pasa es que tenemos que, o bien convivir malamente con ellas y todas las drogas están prohibidas y perseguidas, o bien intentar educar y formar y preparar para distinguir el uso del abuso. Fuera de eso todo lo demás son ganas de perder el tiempo. Lo que pasa es que, claro, la prohibición de la droga es el gran negocio del siglo. No olvidemos que junto a la prostitución y el tráfico de armas, el tráfico de drogas es el gran negocio del siglo --para quienes lo practican, y para quienes lo proscriben. Es decir, hasta ahora se sabe que los narcotraficantes viven del tráfico de drogas. Hay que plantearse cuántos viven de denunciar a las drogas, de regenerar a los drogadictos, de castigar a los que han delinquido con drogas: también vive mucha gente. Y toda esa gente tiene miedo a que se acabe la prohibición, se acabe este problema y tenga que dedicarse a vivir honradamente.

Ciudadano Caín: Un asunto muy controversial, hablando de drogas, es el de los picaderos, que son centros que se ubican en algunos países, sobre todo los desarrollados, en donde se permite que la gente estando ahí dentro se inyecte heroína con jeringas limpias, esto con el fin de evitar sobredosis, la propagación del sida, y promover la posibilidad de dar terapia a quienes acuden a estos lugares. Sobre esos centros en particular, esto es lo que Fernando Savater respondió al Ciudadano Caín.

Fernando Savater: Son paliativos que demuestran hasta qué punto la cosa es absurda. Lo que pasa es que muchas de las personas incluso que están complicando esos paliativos no se deciden a denunciar el montaje de la cruzada contra las drogas, que ese sí es un producto en buena medida de obsesiones y de fobias.